Révolution Socialiste  

Home

Liens

Révolution Permanente

Lucha Marxista

Grupo Germinal

 

Entrevista Internacionalismo

n°1 junio 2004

 

1/ Las recientes elecciones al Parlamento europeo se dieron en un contexto económico, social y político complejo ¿Podría hacer un breve análisis del mismo?

El grupo Bolchevique agradece a la TCI haber podido describir a sus militante y sus simpatizantes la situación europea y en este contexto, presentarse.

El desarrollo de las fuerzas productivas es obstaculizado en el mundo por el mantenimiento de las relaciones de producción capitalistas. El capitalismo ha terminado su papel (relativamente) progresivo hace ya un siglo. Se sobrevive al precio de grandes crisis económicas y guerras mundiales. Toda la humanidad es amenazada por la supervivencia de este modo de producción obsoleto. El proletariado del mundo se concentra en América del Norte, Japón, Europa y algunos países dominados (Brasil, China, Corea del sur, etc). El Imperialismo, que concentra el poder de gran capital, explota no solamente a su proletariado, sino al planeta entero.

Así corrompe los aparatos del trabajo organizado (sindicatos y partidos). Desde los años 1960 para America del norte y Europa, desde los años 80 para Japón, el desempleo es masivo. Incluso en los países más avanzados económicamente, la clase dominante asalta las conquistas históricas de los trabajadores: libertades democráticas, regulación del trabajo, protección social, los derechos a la instrucción y a la salud. Pero hay siempre más para los armamentos, el servicio secreto, los oficiales de policía, las prisiones. Por todas partes, las fuerzas del policía persiguen a los refugiados políticos y a trabajadores inmigrantes. Esta ofensiva dentro de los centros imperialistas y el renacimiento de las agresiones coloniales en el exterior, fueron hechos posibles por la traición de las grandes luchas y las situaciones revolucionarias de los años 1960-1970 por parte de las direcciones tradicionales.

Hoy se paga el precio de aquellas traiciones. La reacción es animada por cada retroceso del proletariado, en detalle, por la derrota de los mineros británicos en 1985 y por el reestablecimiento del capitalismo en Rusia en 1991. Europa, horquilla del capitalismo, es particularmente víctima del carácter anacrónico del sistema, porque las fronteras nacionales son más estrechas allí. La Unión Europea es una respuesta burguesa a este problema.

Bajo el impulso de las principales burguesías del continente, principalmente gracias a los acuerdos entre Alemania y Francia, se creó un mercado libre para la circulación de mercancías y capitales y una moneda común para 12 estados miembros. Ha logrado atraer poco a poco a más estados miembros : de 6 países en 1957, abarca a 25 de ellos desde de mayo el 1.

Pero la burguesía terminó desde hace mucho tiempo su papel de clase revolucionaria en Europa: desde 1848, la burguesía francesa prefirió reprimir a los trabajadores de París que tomar otra vez el curso de la revolución de 1789. La burguesía alemana eligió capitular a la monarquía prusiana más bien que movilizar a el pueblo. El continente lleva la marca de esta historia en su propia conformación: abarca una gran cantidad de monarquías, la mayoría de los estado financian las iglesias, algunos oprimen a pueblos en su propio interior: Irlanda en el Reino Unido, vascos en España, minorías en Serbia, Bosnia o en Kosovo.

En los papeles, la Europa de los 25 puede aparecer impresionante: 455 millones de habitantes (292 en los Estados Unidos). 8.300 mil millones dólares de producción (para 10.200 en los Estados Unidos), 940 mil millones de dólares de exportaciones (contra 700 mil para los Estados Unidos). 148 mil millones gastos militares (contra 347 mil en los Estados Unidos).

No obstante, la Unión Europea no es una verdadera Federación, no es un verdadero Estado. la burguesía es incapaz de unificar el continente, y quitar las fronteras anticuadas. Las burguesías imperialistas de Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, España, sostienen su propio Estado nacional, contra su propio proletariado, y contra sus rivales burgueses, incluídos los europeos.

Por lo tanto, el presupusto de la UE es muy reducido : no puede recaudar impuestos, no puede conformar un verdadero gobierno, no puede tener fuerzas armadas, etc. Casi todos sus estados miembros adhieren a la OTAN, alianza militar bajo hegemonía norteamericana.

Por otra parte, la UE fue abiertamente desgarrada en 1989 cuando la absorción de Alemania oriental por el capitalismo más pujante (el alemán) ; otra vez en los 90, ante la explosión de la ex Yugoslavia. Y recientemente en los 2000, ante la invasión norteamericana a Irak : Alemania y Francia, junto a Rusia, querían seguir con el estrangulamiento del bloqueo de la ONU, mientras España, Italia, Polonia y la mayor parte de Europa central siguieron los pasos invasores del Imperialismo dominante.

Sólo la clase revolucionaria de nuestra época, el proletariado, puedo cumplir con la tarea históricamente progresiva de la unificación de Europa.

2) ¿Qué evaluación hace de los resultados electorales? ¿Qué relación existe entre estos resultados y las luchas de resistencia que se están produciendo contra
los ajustes de los diversos gobiernos a las condiciones de vida de las masas?

Ante todo, son los intereses del capital los que determinan los pasos de la UE. Por instinto, la mayor parte de los trabajadores no intervienen por su cuenta.

Por otra parte, los gobiernos burgueses nacionales invocan las exigencias de la « Comisión Euorpea » de Bruselas para justificar las privatizaciones y los ataques a las conquistas de la clase obrera.

Asímismo, ciertos partidos burgueses basados en el chauvinismo tradicional, culpan a la UE de todos los males, y hacen campaña contra la petición de ingreso de Turquía.

En síntesis, el « Parlamento Europeo » de Estrasburgo desempeña un papel decorativo, débil, puesto que las decisiones significativas son tomadas por el « Consejo de Europa », que es la reunión de los jefes de los gobiernos de los estados miembros.

En estas circunstancias, no es de sorprenderse que el resultado principal de las elecciones parlamentarias del pasado 13 de junio fuera la abstención. Sólo votó el 44,2 % del padrón.

Quienes se movilizaron a votar, sancionaron en general a los representantes de sus propios gobiernos, sin discriminar que todos atacan de la misma manera a los trabajadores. Se votó contra los gobiernos de partidos burgueses en Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Holanda y Portugal. Se votó contra los gobiernos de partidos obreros tradicionales (Suecia, Gran Bretaña), o más a menudo, cuando aquéllos forman coaliciones con partidos burgueses, como en Alemania, Finalndia, Hungría o Republica Checa.

Una excepción fue España, donde el PSOE renovó su crédito electoral derrotando nuevamente al Partido Popular. Fue una expresión de las movilizaciones obreras precedentes a las elecciones legislativas, contra el Gobierno de Aznar, heredero del franquismo.

No hay “ola rosada”. Sobre 732 diputadoselectos, 201 pertenecen a la socialdemocracia y 39 al stalinismo (antes tan influyente en Europa). Los partidos obreros tradicionales (similares al PT de Brasil o a el PS y el PCCh de Chile), reúnen un tercio de los escaños.

Los partidos burgueses obtuvieron 439 asientos. 338 los partidos dirigentes en sus respectivos países, 46 los “soberanistas” (ultrachauvinistas) y 42 los ecologistas.

3) En el caso particular de Francia ¿que perfomance tuvo la llamada "extrema izquierda", que venía en un franco ascenso electoral a expensas del PS y del PC?

En Francia, el 5 de mayo de 2002, Jacques Chirac, un viejo gaullista, fue elegido en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con más del 82 %es delos votos. El Partido Socialista, el Partido Comunista y las direcciones sindicales llamaron a votar por él en la segunda vuelta, contra el pro-fascista Jean-Marie Le Pen (Frente Nacional). El nuevo partido de Chirac, (UMP), obtuvo 369 diputados, sobre los 577 asientos de la Asamblea nacional, luego de las elecciones legislativas de junio de 2002.

Gracias a este verdadero plebiscito, Chirac y su Ministro Raffarin multiplicaron sus ataques contra la clase obrera : leyes contra las libertades democráticas, persecusión de los inmigrantes, despidos, privatizaciones, reducciones en los permisos y licencias a los trabajadores, y ofensiva frontal contra las jubilaciones, retiros y seguridad social.

Este último proyecto causó, sin embargo, una onda de huelgas y demostraciones en mayo y junio de 2003. Pero las direcciones de los sindicatos, con la ayuda de los pseudo trotskystas, tuvieron éxito en proteger al gobierno impidiendo el desarrollo de la tendencia a la huelga general. La clase obrera experimentó entonces una derrota significativa.

En las elecciones regionales de marzo de 2004, inmediatamente después de las elecciones legislativas de España que dieran la victoria al PSOE, los trabajadores frances utilizaron la papeleta electoral para expresar su rechazo a la política de Chirac y Raffarin. El partido del Gobierno fue derrotado en todas las provincias, salvo Alsacia. 21 provincias tienen ahora un Presidente PS.

Las recientes elecciones europeas confirmaron las tendencias de las regionels. La prensa burguesa titulaba: “el escrutinio del 13 de junio marca un debilitamiento de Chirac y Raffarin”; "tres meses después de las elecciones regionales, la UMP sufre un revés serio". De hecho, la UMP de Chirac reunió menos de 17 % de los votos. Sus rivales burgueses hacen las cuentas : los que rechazan por chauvinismo la unidad europea (MPF, el RPF y FN) suman el 18.18 % de los votos.

Tomados de conjunto, los partidos obreros del sistema recogieron un poco menos de 38 %es de los votos. El PS obtuvo 28.89 de los votos y el PCF 5.25 %.

A su izquierda, las tres organizaciones que resultan de la degeneración de 4ta la internacional experimentaron un retroceso electoral, sumando de conjunto el 3.33 % de los sufragios.

El Partido de los Trabajadores (lambertista) se presentó por separado y obtuvo 0.77 %. Defendió, con su práctica, una orientación reformista y chauvinista. Se reivindican los herederos de la Cuarta Internacional fundada por León Trotsky.

La Liga Comunista Revolucionaria (pablista) afirma también -y tambien es contrabando- ser la sección francesa de 4ta la internacional. Lucha Obrera (hardysta), define que hay que reconstruirla.

Estas dos fuerzas juntas obtuvieron tan sólo el 2,56% (similar a las elecciones regionales) contra el 5,18 % en 1999 y el 10% en la primera vuelta de las presidenciales del 2002). Por lo tanto, perdieron a sus diputados dentro del Parlamento Europeo.

Su campaña electoral no fue capaz de marcar ninguna perspectiva política de clase, más allá de un genérico planteo de lucha por los derechos de los trabajadores.

Ninguna definición por un partido revolucionario, ni por los Estados Unidos socialistas de Europa, ni Gobierno de trabajadores, ni siquiera expulsar a Chirac.

Sin embargo, estas organizaciones atrajeron en sus mitines, marchas y reuniones públicas a millares de trabajadores y jóvenes que buscan el camino de la revolución. Capitalizan así la crisis del PS y el PC, pero sus direcciones reformistas manchan permanentemente las banderas del trotskysmo.

Ni la LCR, ni LO ni el PT se pronunciaron por la derrota del Imperialismo en sus guerras de opresión. La LCR sostiene al respecto la política de la ONU. La LCR y LO sostienen, como su propia burguesía, la existencia del estado de Israel. La LCR reivindica haber votado a Chirac en mayo de 2002. LO ha sostenido los reclamos y las manifestaciones de las fuerzas de represión (policías y gendarmes) contra la clase obrera, en diciembre de 2001. LO y el PT han apoyado las medidas de Chirac Raffarin contra los jóvenes musulmanes (árabes y turcos) durante todo el año 2003. Como el PC y PS , los pseudotrotskystas participan de la cogestión de los establecimientos escolares y de las empresas. A cada lucha importante de los trabajadores, ellos ayudan a las direcciones traidoras de los sindicatos a impedir la huelga general.

4) ¿Cuál fue vuestra posición electoral?

Las fuerzas del grupo no dieron para presentar candidatos. Si no, habría participado en las elecciones regionales y del parlamento "europeo" para defender el programa del comunismo.

El GB estimó que no se podía apoyar a cualquier lista con algún programa, en tanto acepten el marco general del capitalismo. Pero, según los consejos de Lenin y Trotsky, hacemos una diferencia entre los partidos burgueses, y aquellos que fueron el resultado de una gestación obrera, aún cuando por la política de sus conducciones capitularan a la burguesía.

Para los trabajadores que fueron a votar, el PS y el PC (éste en menor medida), fueron tomados en parte como herramientas contra el Gobierno de los patrones, de los ricos y sus candidatos. No obstante, hay mucho menos ilusiones en estos partidos, debido a su papel de “gerenciadores honestos” del capitalismo, durante la Vª República (1981/1986, 1988/1995, 1997/2002).

La clase burguesa domesticó a estos partidos, los necesita para preservar su Estado y el reinado del capital. Mientras no se construya un partido revolucionario que tenga una fracción significativa de los trabajadores y la juventud, los viejos partidos traidores preservarán un lugar electoral, parlamentario y político. Podrán continuar explotando los votos de los trabajadores para controlar, contra ellos, las instituciones del Estado, para defender el capitalismo francés y su Vª República.

Para destruir este obstáculo contrarrevolucionario, la vanguardia debe avanzar en construir un nuevo partido, revolucionario, internacionalista y marxista. Un partido capaz de preparar la insurrección para destruir a la clase burguesa y a su Estado. Pero para construir un partido de este tipo, leninista, la denuncia no es suficiente : la participación en la lucha de clases es esencial. Implica a menuda la aplicación de la táctica del frente único obrero, que permita contraponer la unidad del proletariado, sus luchas y sus aspiraciones contra los patrones, contra la burguesía y su Estado. Sin sembrar ninguna ilusión en las elecciones, ni en el Parlamento Europeo, ni en sus programas, el GB invitó a los trabajadores que votaran, si es que deseaban votar, a hacerlo por las organizaciones obreras (PS, PC, PT, LO, LCR), contra los candidatos y partidos de la burguesía.

La declaración común ante las elecciones europeas con el Grupo Germinal (España) se reproduce en nuestro sitio, www.revolution-socialiste.info, con algunos otros documentos.

5) ¿Cómo relacionan vuestra experiencia de construcción concreta en vuestros países (política, sindical, etc.) con el trabajo por la puesta en pie del partido mundial de la revolución socialista, que entendemos reivindican?

El Grupo Bolchevique es heredero del combate por la construcción de la IVª Internacional en Francia, después de salir de la sección francesa (que se llamó sucesivamente LC, GBL, POI, PCI, OCI, PCI). Este combate finalmente fracasó, local y mundialmente, ya que la IVª Internacional desapareció sin gloria como organización revolucionaria, y que nada puede resucitarla, después de 70 años desde su fundación (1933)

Pero el problema de la dirección del proletariado es más ardiene que nunca. Sin construcción de una internacional obrera revolucionaria y de un partido obrero revolucionario en cada país, las más grandes luchas y el heroísmo de los trabajadores acabarán en derrotas, a causa de los agentes de la burguesía que garantizan el control de la clase obrera. Para resolver la cuestión de la dirección, hace falta partir de la experiencia histórica del proletariado mundial, es decir, de la teoría marxista y del punto más elevado del programa, a saber, los cuatro primeros congresos de la Internacional Comunista, precisados y enriquecidos por los documentos principales de la IVª Internacional bolchevique-leninista. (el programa La Agonía del capitalismo de 1938, y el manifiesto La Guerra Imperialista de 1940).

Porque la lucha de clases es mundial, sólo es posible construir un partido verdaderamente obrero en un país sin participar en la construcción de la Internacional de todos los trabajadores del mundo. Si la crítica de los camaradas de otros paíes, no es posible una orientación correcta que ponga límites a las presiones de todas las otras clases.

Desde su fundación, el GB se esforzó por anudar lazos internacionales, sobre una base programática firme, para reagrupar a los auténticos revolucionarios de Francia (francés e inmigrantes) y colaborar lealmente con los bolcheviques que existen esforzadamente en otros países.

En este camino, hicimos tentativas con la FTSI francesa (rebautizada FTQI Europa), ligada al PTS argentino, que nosotros hemos juzgado como un reagrupamiento de charlatanes que se adaptan al Foro Social Mundial y al stalinismo.

Nos hemos reencontrado con el grupo En Defensa del Marxismo (EDM) de España, Barcelona, un grupo honesto, pero que se adapta a posiciones revisionistas y escépticas sobre la clase obrera.

La LBI de Brasil ha cesado todo contacto con el GB sin explicar por qué.

A pesar de neustros esfuerzos de apertura, el GB ha constatado que el CRI de Francia adoptó toda suerte dde posiciones revisionistas, sobre todo, está muy atada a la participación gaullista y a la cogestión sindical que ha reunido a algunos revolucionarios.

De diciembre de 2002 a marzo de 2002 el GB participó de un Colectivo lanzado con la LOI (Argentina), CWG (Nueva Zelanda), GOI (Chile) y Lucha Marxista de Perú, el que ha adoptado, en particular, un llamamiento de 21 puntos a una Conferencia Internacional. Se sumaron posteriormente PO de Bolivia y el Grupo Germinal de España.

Pero el Colectivo ha fracasado por el caudillismo, la deslealtad verbal y las prácticas oportunistas de la LOI de Argentina.

Le GB participó con su esfuerzo, a expensas de toda su tesorería en diciembre de 2002, de un viaje en la Argentina. Participó en mejorar los documentos internacionales, en hospedar un cuadro argentino durante 9 meses en Francia, acogiéndolo en el seno de su dirección. Pero la dirección de la LOI, como tantas sectas nacionales, deseó escapar a todo control internacional. La LOI sólo quiso algunos satélites en el extranjero. He aquí porque la LOI se alejó del Colectivo en abril de 2004, lanzando toda suerte de acusaciones infundadas y de mensajes grotescos para con Lucha Marxista en primer lugar, y también al GB, al GG y al PO, más luego.

Gracias al llamado, que se esfuerza en sacar las lecciones de la lucha de clases mundial, la LOI ha extendido sus relaciones en América Latina.

El GB ha fortalecido sus lazos con el Grupo Germinal de España, Lucha Marxista de Perú y Poder Obrero de Bolivia. Nosotros continuamos con estos últimos la tarea de preparar una conferencia internacional para reunir a los bolcheviques hoy dispersos.

Concretamente, el Colectivo ha lanzado para el 1º de Mayo una declaración con ustedes, Poder Obrero de Colombia y las DPG (Fuerzas del Partido Revolucionario) de Turquía.

Gracias a estas tentativas de reagrupamiento y de trabajo en común, a través de dificultades y de éxitos, el núcleo leninista-trotskysta francés ha reforzadosu nivel político. Publicamos un mejor periódico para la vanguardia. A pesar de nuestras fuerzas reducidas, hemos comenzado un trabajo de solidaridad con los palestinos y con los obreros inmigrantes.

El GB construirá el partido en Francia y también un centro internacional con los bolcheviques del mundo entero. Nosotros saludamos que la FT de Brasil y el Comité Constructor por un POR de Argentina participen de este proceso de delimitación y de reagrupamiento.